"La danza ha estado presente en nuestras sociedades desde el inicio de los tiempos. Partiendo de formas simples e intuitivas de carácter social, festivo y ritual que se daban en la prehistoria, fue evolucionando a lo largo del tiempo y el espacio, codificándose y refinándose hasta que se convirtió en algo muy elaborado y valioso, en un arte.

Durante esta crisis, confinados, con los telones bajados y las butacas vacías; la danza está más presente que nunca. En cada casa, en cada rincón del planeta, ayudándonos a sobrellevar la situación. Y no nos referimos únicamente a las obras artísticas de las que podemos disfrutar gratuitamente desde nuestro sofá. Recurrimos a la danza como medio para  mantener en forma nuestro cuerpo y evadir nuestra mente. Nos centramos en su función psicosocial. Creamos coreografías para bailarlas juntos desde la distancia y sentirnos uno, para dar las gracias a todos aquellos que lo merecen y ánimos a los que más nos necesitan.

Es momento de mirar hacia adelante, aprender de los errores, afrontar las adversidades, avanzar, adaptarnos a las nuevas situaciones y resurgir renovados y preparados para todo lo que nos depare el futuro."


Beatriz Morcillo
Aire Nuevo Danza    








#LADANZACUENTA

En 2020 celebramos el Día Internacional de la Danza desde una situación de confinamiento extraordinaria, con una crisis sanitaria mundial nunca antes vivida en nuestra historia contemporánea. Son tiempos difíciles para todos, también para la danza. Este 29 de abril, no podremos salir con normalidad a la calle, a los teatros, a las escuelas, a los estudios de danza… no podremos encontrarnos físicamente para bailar juntos/as. Pero desde esta situación extraordinaria, las compañías y profesionales de la danza seguimos conectadas para repensar nuestro regreso, que ya no será al mismo lugar que dejamos. Tampoco el futuro será lo que imaginábamos hace unos meses. Queremos y deseamos que sea un lugar mejor.


Vamos a poner nuestros cuerpos a trabajar y bailar para ello. Estamos convencidos/as de que la danza y el movimiento serán necesarios en la tarea que tenemos por delante como sociedad. Sabemos también que desde hoy, somos testigos del sentir de los cuerpos, individuales y colectivos. Desde este convencimiento, hemos querido recoger la memoria de los tiempos que estamos viviendo los y las profesionales de la danza. Esta página, compuesta por diversas voces de la danza, es nuestro primer gesto –a modo de coreografía colectiva– sobre el tiempo por venir, que compartimos en el Día Internacional de la Danza 2020.

© Emprendo Danza, 2020 © de los textos: sus autoras/es